Viajes a Jerusalem - los orígenes de la religión

Los viajes a Jerusalem pueden ser mucho más que una simple visita turística. Es cierto que la ciudad guarda rincones maravillosos de una fotogenia incomparable. E incluso el más simple de los recorridos por sus barrios ya permite al viajero ocasional descubrir una ciudad con mucho que ofrecer. Además, su mezcla única de culturas hace que sea una ciudad con difícil parangón en el resto del planeta. Pero los viajes a Jerusalem van mucho más allá que el obtener una simple foto de postal.

Sus calles encierran alguno de los lugares más venerados del mundo por las tres grandes religiones. Musulmanes, judíos y cristianos la consideran ciudad santa y en buena medida esto se refleja en la cantidad de monumentos religiosos que tenemos a nuestro alcance cuando nos decidimos a visitar la ciudad.

Esto hace que los viajes a Jerusalem tengan una atmósfera muy especial. Sus calles y gentes transpiran una atmósfera especial que puede palparse en el ambiente. Una visita a su barrio antiguo es adentrarse en los mismísimos orígenes de la religión.

Miles de peregrinos se desplazan cada año miles de kilómetros, desde la otra punta del mundo si fuera necesario, para poder contemplar el Muro de las Lamentaciones, el Domo de la Roca o el Santo Sepulcro, lugares que por mucho que hayamos visto en fotografías y documentales se transforman completamente una vez los tenemos frente a nosotros. Una energía especial brota de sus paredes y hace que el viajero viva en sus propias carnes una sensación muy especial difícil de describir con palabras.

Es por ello que los viajes a Jerusalem son tan especiales, porque no es sólo un viaje en el plano físico, sino que también en el plano espiritual nos permitirá vivir una serie de experiencias y sensaciones difícilmente repetibles fuera de Tierra Santa.

Numerosas compañías ofrecen paquetes con recorridos turísticos por la zona, en los cuales se nos muestran los principales lugares de culto a la vez que expertos guías nos desmenuzan la historia de cada piedra que compone Jerusalem.

Se trata de una manera perfecta de conocer la ciudad, ya que nos permite olvidarnos de mapas y gps y centrarnos solamente en exprimir al máximo la experiencia. Entre estas empresas cabría destacar a United Tours, con más de cinco décadas de experiencia en el sector y que la sitúan como la líder del país hebreo. Contar con sus servicios es sinónimo de viajar sobre seguro.