Viaje a Jerusalén - ciudad moderna

Un viaje a Jerusalén puede ser mucho más que visitar el barrio histórico de la ciudad. Numerosos lugares llenos de encanto salpican la capital de Israel y varios de ellos se encuentran en la parte moderna de la ciudad, muchas veces dejada de lado por los turistas.

Ya desde las murallas de la ciudad vieja podremos tener una vista espectacular de lo que nos  encontramos en la parte más nueva de Jerusalén. Sobre todo por la noche, con las luces de la gran ciudad encendidas, las vistas son espectaculares y conforman alguno de los recuerdos más imborrables de cualquier viaje a Jerusalén.

Unos barrios los de la Jerusalén moderna que empezaron a construirse en los últimos años del siglo XIX y que en muchos casos siguen guardando el mismo encanto que por aquel entonces. Even Yisrael, Yemin Moshe, Ein Karem o Rekhavia invitan al turista a pasear por sus calles, disfrutando de una belleza arquitectónica muy diferente a la que nos tienen acostumbrados las típicas postales de la ciudad santa.

Pero no sólo de la belleza de sus calles vive esta Jerusalén, aquí también hay enclaves turísticos de primer orden que se salen de las corrientes más tradicionales. El fenomenal museo del Holocausto o el mercado de Mahane Yehuda deberían ser visitas obligatorias en un viaje a Jerusalén si nos adentramos en la parte moderna de la ciudad.

Es también en esta zona de la ciudad donde encontramos los principales enclaves de la vida nocturna de la capital hebrea. Los más jóvenes que quieran aprovechar su tiempo para trasnochar y salir de fiesta no se sentirán decepcionados por una ciudad que tiene mucho más que ofrecer en este aspecto de lo que podría parecer a simple vista. Una noche en la Colonia Alemana o en Ben Yehuda debería bastar para comprobarlo.

Además, nos encontramos en una zona perfecta de la ciudad para conocer otro de  secretos mejor guardados, su gastronomía. La mezcla de culturas de Jerusalén alcanza también a su cocina y en esta parte de nuestro viaje a Jerusalén podemos encontrar desde restaurantes étnicos, hasta antiguas cocinas, pasando por las cafeterías con más encanto de la zona.

Como veis, Jerusalén es mucho más que los lugares tradicionales. Conocer una Jerusalén diferente, con todas sus particularidades será más sencillo si lo haces de la mano de United Tours , una compañía que puede proporcionar transporte y guía especializada  para tener otra perspectiva sobre la ciudad santa.